Quintero-Puchuncaví: Más de 400 millones invertidos en Zonas de Sacrificio en jaque por pérdida de confianza entre Ministerio de Medio Ambiente y comunidad


El comportamiento del Ministerio de Medio Ambiente con respecto al cuestionado proyecto El Alto, en los Acantilados de la Quirilluca, ha llevado a los consejeros del Consejo para la Restauración Ambiental y Social (CRAS) de Quintero y Puchuncaví a congelar su participación hasta que se den las condiciones para que el Ministerio respete sus propios estudios.

¿De que sirve trabajar dos años en el CRAS con Seremis, Alcaldes, empresas y sociedad civil para elaborar un estudio para la Seremía de Medio Ambiente, si es el propio Ministerio quien después no defiende sus propios estudios? Con estas palabras comienza la carta de congelamiento enviada al Ministro de Medio Ambiente Pablo Badenier de los consejeros de la sociedad civil del CRAS de Quintero y Puchuncaví.

El motivo de este congelamiento nace porque el  Ministerio de Medio Ambiente abría desestimado los estudios realizados por la Seremia de Medio Ambiente con financiamiento del Gobierno Regional de Valparaíso que buscan conservar los sitios prioritarios de “Acantilados de la Quirilluca”, “Dunas de Ritoque”, “Humedal de Mantagua” y “Humedal de Campiche”, apoyando el el polémico Proyecto Inmobiliario “El Alto” que se pretende emplazar dentro del Sitio Prioritario para la conservación Acantilados de la Quirilluca, el que ha sido altamente cuestionado en los medios por presunto lobby.

El proyecto presentado por la Inmobiliaria Don Lionel Bastías y desarrollado por la empresa Banmerchant donde el Socio, Director y Gerente Inmobiliario el Sr. Fco Walker, hermano del senador por la zona el Sr. Ignacio Walker, fue rechazado en la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de Valparaíso por presentar diferencias significativas tanto en su línea de base como en las propuesta de conservación en comparación con los estudios realizados por la Seremi de Medio Ambiente, a lo que la inmobiliaria ingresó su Recurso de Reclamación ante el Comité de Ministros. 

Ante esta situación, el Ministerio de Medio Ambiente se pronunció a favor del polémico proyecto El Alto, justificando su pronunciamiento favorable basando su argumento en que el titular habría estudiado el área de influencia mientras que los estudios de la Seremi de Medio Ambiente estudió levantó cuatro sitios distintos por lo que estos no serían comparables, desestimando así los esfuerzos de la Seremía de Medio Ambiente en toda la región y yendo totalmente contrario a los programas priorizados por el CRAS.

El presidente de Chinchimén y miembro del CRAS, Javier Trivelli manifestó su descontento con el Ministerio de Medio Ambiente por el trato que este ha dado a las comunas de Puchuncaví y Quintero. “Nosotros estamos muy molestos con el Ministerio, porque el Gobierno Regional invirtió junto a la Seremi de Medio Ambiente 80 millones para levantar la línea de base de los Sitios Prioritarios en cuestión y el Ministerio ya ha invertido más de 325 millones en la elaboración del Programa para la Recuperación Ambiental y Social, es decir al Ministerio le da lo mismo, echar por la borda más de 400 millones destinados a cumplir el programa de Gobierno y todo por apoyar un proyecto inmobiliario altamente cuestionado por presunto lobby de políticos en la Región y quienes se ven afectados somos quienes vivimos en las zonas de Sacrificio”.

Carolina Orellana, representante de la Casa de la Mujer de Quintero y miembro del CRAS expone que le “preocupa muchísimo que el Ministerio haya desestimado los estudios de la Seremi de Medio Ambiente y eso no hace principalmente desconfiar luego de dos años de estar sentados en el CRAS, sentimos que nuestra opinión voz y valor como seres humanos no vale de nade y lo que es mucho más importante el lobby y los intereses económicos que puedan estar vinculados en estas decisiones y nos parece lamentable y una vergüenza. Debemos tener la conciencia de poder cuidar lo poco que nos va quedando en esta zona de sacrificio y estos sitios de alto valor para la conservación son importante para las comunidades y exigimos que esto se cuide de parte del Ministerio. 

La Reserva Pinguino de Humboldt es atacada por el sistema

Pescadores acusan que nuevamente se instalan nuevos proyectos mineros y portuarios en terrenos colindantes a esta Reserva Nacional, por lo que presentarán recurso en la Corte Suprema.

Una serie de denuncias se encuentran realizando pescadores y entidades ligadas a la defensa de los recursos naturales del país, debido a la eminente puesta en marcha de una serie de proyectos que vendrían a intervenir los terrenos de la Reserva Nacional de Pingüino de Humboldt y la zona de Punta de Choros.

De esta manera, uno de los proyectos presentes es el anteproyecto de puerto de la empresa CAP, ligado a la Minera Dominga de la familia Délano, que provocaría una graves contaminación de las reservas naturales.

A esto se suma la tramitación para su aprobación ante el Servicio de Evaluación Ambiental de  Coquimbo varios proyectos portuarios de desaladoras, además de otros dos proyectos mineros.

Para el dirigente de Caleta Hornos, Carlos Vergara Vergara, esta situación es impresentable y muy seria por cuanto se realizaron una serie de protestas para detener proyectos por cuanto afectaba todo el hábitat y las reservas naturales. "Los empresarios todavía no han entendido que la ciudadanía  ha cambiado y que para aprobar los proyectos productivos, primero deben aceptar un crecimiento sustentable para las generaciones futuras de los lugares que  afecten”.

Por su el parte, el Presidente de la Cooperativa de Punta Choros, Josué Ramos Cos, señaló que "la autoridad nos exige pagar derechos pesqueros, nos regula la pesca, nos pasa multas, nos fija cuotas de extracción y después de forma oculta nos contamina los mismos recursos que cualquier familia  consume o come. Esto es afectar la tradición de los pescadores que represento."

Ramos indicó -además- que los pescadores tienen un argumento para indicar que los procesos son irregulares, “porque sabemos que la jefa del Servicio Ambiental de Coquimbo estaba casada con un gerente general de la empresa CAP”.

Ante esto, el abogado y asesor de la mayor Confederación Nacional de Pescadores Artesanales de Chile, Ignacio Poblete Newman, indicó que “fuimos citados  para este  miércoles 20 de abril del 2016 en la 3° Sala de la Corte Suprema para reclamar la ocultación de información esencial del Servicio Ambiental de Coquimbo, este órgano público aprobó el primero de los varios proyectos que pretenden emplazarse en el lugar y  no ha respetado las normas de convivencia entre chilenos.

El jurista agregó que “ lo que se discutirá es la nueva forma de acceso a la justicia ambiental y el desborde de la autoridad pública que no da seguridad plena a las garantías constitucionales de vivir en un medio ambiente libre de contaminación, el debido proceso judicial y el principio de la igualdad ante la ley”.

Los pescadores indicaron que continuarán con su defensa del mar volviendo a la Corte Suprema para pedirle nuevamente a este poder del Estado que garantice el acceso a la nueva justicia ambiental y declare ilegal y arbitrario la resolución  N° 30 del 29 de enero del 2015, que aprobó el primero de los varios proyectos que se pretenden  emplazarse en la zona de conflicto.


Para esto el primero de los proyectos contaminantes que deberá resolver la C. Suprema es el anteproyecto de Puerto de la empresa CAP, que bordea a la afamada Reserva, ligado a la Minera Dominga de la familia Délano. Actualmente cuestionada por cohecho activo con  personeros políticos de la administración anterior.