Comunicado de Movimiento Social en Defensa del río Ñuble, ante apertura económica en licitación del Embalse Punilla

Ante la apertura económica del único interesado en la construcción del Embalse Punilla, empresa italiana Astaldi, y con la parafernalia y alegría que este proceso le significa a la directiva de la Junta de Vigilancia y al gobierno chileno. Como Movimiento Social en Defensa del río Ñuble queremos manifestar públicamente lo siguiente:

La oferta técnico-económica nos demuestra una vez más que la construcción del mal llamado Embalse Punilla no es rentable. De la totalidad de los interesados solo Astaldi, empresa con poco y nada experiencia en construcción de represas, vió factibilidad de ejecución, ¿Qué paso con el resto? probablemente tuvieron la seriedad suficiente de estudiar el proyecto con todos sus detalles sociales, ambientales y técnicos.

Con preocupación, vemos que la rentabilidad que la empresa italiana le da al Embalse Punilla dista mucho de los "objetivos sociales" que declaran nuestras autoridades.

Argumentos por lo que sería un negocio rentable:

1.- Solicitando la concesión de la represa por el máximo de años disponible, 45 años, posterior a sus 8 años de construcción, plazo final de concesión, año 2069. Durante todo ese tiempo la rentabilidad se dará a través de la generación hidroeléctrica que la represa permite generar, esto nos vuelve a plantear la duda de ¿cuál realmente es la finalidad del Embalse Punilla?, los regantes tienen una muy distinta a la empresa postulante sin duda.

2.- Finalmente el estado chileno le financiará a Astaldi, el máximo disponible de acuerdo a las bases, 397 millones de dólares para la construcción de la represa. De ese monto bastante significativo, ningún billete va para el mejoramiento de los canales existentes, construcción de nuevos canales o mejoramiento en los sistemas de riego. El agua ofrecida para las nuevas zonas de riego que el Punilla vendría alimentar, no tiene financiamiento alguno. Por lo tanto muchos de los regantes que hoy esperan su solución de riego con la construcción del Embalse Punilla, no tienen seguridad, más bien están siendo utilizados por el gobierno y su junta de vigilancia. Este antecedente nos plantea una vez mas que la generación hidroeléctrica vuelve a ser una variable significativa de Astaldi para el ofrecimiento técnico-económico.

3.- Finalmente se nos plantean serias dudas respecto al análisis socio-ambiental que Astaldi debió valorizar dentro de su propuesta. Por ejemplo nos preguntamos si; ¿la empresa tiene contemplado el análisis vulcanológico en la zona?, análisis que no se hizo en el proceso de aprobación ambiental y que hoy es un tema tangible y relevante en el territorio de la cuenca del Ñuble; ¿Astaldi tiene contemplado los permisos ambientales faltantes para el desarrollo de la obra como la evaluación del tendido eléctrico?; ¿Astaldi tiene claro que el plan de reasentamiento de la población aún no finaliza y ademas la propuesta es insuficiente para los vecinos afectados?; ¿Tiene considerado la irregular aprobación del taller de compensación del área del huemul, en donde los expertos participantes no dieron su vistobueno de lo aprobado?; ¿Tiene considerado la posible ejecución de manera conjunta del Embalse Punilla con la ejecución de la Central Ñuble de Pasada, que de acuerdo a incumplimientos de la propia empresa ejecutora Hidroñuble Spa, tiene su ejecución detenida y sin plazo claro de finalización?.

Esperamos que todo ese costo socio-ambiental no evaluado no lo paguen los vecinos. Ya somos mucha gente organizada, y exigiremos el legitimo derecho del respeto a nuestro territorio y nuestra gente.

Movimiento Social en Defensa del río Ñuble

ÑubleLibre!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario